4 remedios caseros para la vuelta al cole

Introducción a los remedios caseros para la vuelta al cole.

A continuación, vamos a ver en este articulo una serie de remedios caseros para la vuelta al cole.

Junto con la llegada del mal tiempo y del frío también empiezan las clases y con ello miles de niños jugando ajenos a toda la cantidad de virus, bacterias y parásitos que tienen a su alrededor. Que los niños enfermen mas que un adulto es algo normal. Convivir con mas niños dentro de un aula desde tan pequeño los hace vulnerables a estos contagios. Según estudios, un niño a los 6 años puede tener ya hasta 100 infecciones con las que puede llegar a contagiar a otros, incluido a los adultos. Este dato puede parecer mucho, pero en realidad, solo para los catarros existen mas de 200 virus diferentes.

Así que, cambio de clima + vulnerabilidad a esa edad + desconocimiento por parte del niño + estar en contacto con mas alumnos = probabilidad extrema de contagio.

Aún así, este tipo de problemas son comunes y casi siempre leves. Además, existen algunos trucos y consejos para evitarlo. También, en caso de que ya sea tarde, existen multitud de remedios caseros y naturales para hacer que el problema en cuestión sea menor y ayudar a reducirlo o curarlo antes.

Lo primero y lo más básico para evitar que nuestros hijos enfermen es educarlos en hábitos de higiene. Lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, así como no compartir alimentos, ni ciertos objetos con otros compañeros puede ayudar a evitar contraer enfermedades y además contagiarlas a otros niños.

En este pequeño articulo veremos los cuatro problemas mas frecuentes a los que se enfrentan los niños, así como una serie de trucos, consejos y remedios caseros para la vuelta al cole.

 

Remedios caseros para evitar resfriados en el colegio

Catarros, resfriados, gripes, problemas de garganta y también respiratorios que pueden tener síntomas tales como: estornudos, afonía, congestión nasal, mucosidad, fiebre… Y en algunos casos, incluso la infección también puede ser intestinal con dolor de estómago, diarrea y vómitos o de oído como la otitis. Luego también tenemos otro tipo de enfermedades algo más serias y también contagiosas como la varicela o el sarampión. Todo esto último también es frecuente en niños, pero lo dejaremos solo como una anotación para tenerlas en cuenta ya que aquí trataremos solo los resfriados.

Todo son problemas muy comunes en niños por los cuales, seguro que el 99% acaba pasando no por uno, posiblemente por varios o incluso todos en algún momento de su infancia.

Evitar estos problemas es imposible y menos en niños. Son enfermedades por las que tarde o temprano pasaran y posiblemente hasta varias veces en pocos años.

Lo que sí que se puede hacer es educar al niño para que tenga una serie de buenos hábitos con los que poder evitarlo y además utilizar ciertos trucos y remedios para que sus síntomas y duración sea menor.

 

¿Qué remedios naturales se pueden utilizar para el catarro?

Mucosidad y congestión nasal: es importante mantener a los niños hidratados obligándoles a beber agua. Además de esto se pueden incluir algunos remedios naturales. Uno de ellos es hacer una cataplasma de cebolla hervida y miel la cual hay que poner caliente (sin pasarse) sobre el pecho. El otro remedio es elaborar un jarabe de cebolla con miel y limón. Para ello solo hay que cocer la cebolla entera y añadir miel y limón.

Para la tos seca: para aliviar la tos se pueden utilizar varias infusiones. Una de ellas es la de malva o malvavisco que ayuda a suavizar y a aliviar el dolor de garganta. También le podemos dar a nuestros hijos una infusión de tomillo y miel que además ayuda a aliviar problemas respiratorios y también infusión de eucalipto y miel que tiene propiedades antivíricas y antiinfecciosas.

 

Remedios caseros para evitar la ansiedad en niños

Puede parecer que la ansiedad es cosa de adultos, pero nada más lejos de la realidad. Para muchos niños volver al colegio puede ser traumático y algo difícil que les puede afectar psicológicamente.

Según estudios hasta un 25% de los niños pueden sufrir ansiedad, un problema que además puede afectarles seriamente y que es muy difícil de combatir.

Lo primero que hay que hacer es hablar con tu hijo para saber que es lo que le preocupa y ayudarle a controlar el estrés y los nervios. También hay que intentar no cargarlo en exceso, ni obligarle a hacer mas tareas de las que puede. Son niños y el relax, jugar y el tiempo libre son muy necesarios.

En caso de que sufra algún ataque de ansiedad se puede recurrir a productos de herbolario. Siempre optando por remedios que sean aptos para menores. Por ejemplo, una buena solución seria hacer infusión de manzanilla, tila o valeriana.

Incluir en su dieta alimentos ricos en magnesio, vitamina B y omega 3 también es un buen remedio para que su hijo lleve una vida mas sana, relajada y feliz.

 

Remedios caseros para evitar los piojos

La plaga de piojos es uno de los clásicos. Este es uno de los problemas mas conocidos y temidos cada año por padres y profesores. Los piojos no son peligrosos, pero si muy molestos y desagradable de tener. Además, tampoco son tan contagiosos como se cree. El problema esta es que los niños juegan, comparten peines… y eso aumenta la probabilidad de que pasen de un niño a otro.

Existen muchos remedios naturales para evitar el contagio o eliminarlos, pero yo me voy a quedar con uno que además ya hablamos de el en otro artículo. Se trata del aceite del árbol de té, un potente antiséptico, antiinflamatorio, balsámico… con multitud de propiedades y beneficios.

Para usar este remedio solo hay que añadir 8 o 10 gotas de aceite de árbol de té a 250 ml. De agua y aplicarlo sobre el pelo distribuyéndolo bien por todo el cuero cabelludo.

Se puede aplicar cada mañana antes de ir al colegio o cada vez que salgan de casa y casi seguro que tus hijos estarán libres de cualquier plaga de piojos.

 

Remedios caseros para evitar la conjuntivitis

La conjuntivitis es otro de los problemas habituales en niños. Es una enfermedad extremadamente contagiosa por lo que si uno la sufre es cuestión de tiempo que pueda infectar a media clase.

En este caso es importante acudir al médico para recibir tratamiento, pero se puede complementar también con remedios naturales como por ejemplo aplicar bolsas de té de manzanilla templadas o frías sobre el ojo afectado.

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.