¿Cómo superar el síndrome postvacacional?

Síndrome postvacacional o depresión postviaje

Acaban las largas vacaciones de verano y toca volver a la odiosa rutina, a largas horas en el trabajo, a soportar a jefes y clientes, a ver como cada día anochece antes… todo eso mientras recuerdas las vacaciones de verano, el calor, el chiringuito, la playa y lo que te gustaría volver allí. Es una época de mucha tristeza y depresión. Es lo que se conoce como síndrome postvacacional.

¿Quién no ha sufrido alguna vez este problema? No existe nadie con la suficiente fuerza como para cambiar de la noche a la mañana la playa o la montaña por la oficina, el levantarse a las 12 por volver a levantarse a las 6, la mesa del chiringuito por la mesa de trabajo…

No es de extrañar que viéndolo de esta forma el síndrome postvacacional sea capaz de afectar a más del 60% de los españoles que vuelven a la rutina tras las vacaciones de verano.

¿Formas parte de ese 60%? ¿quieres que volver al trabajo sea lo menos traumático posible este año? Ponte cómodo y presta atención. A continuación, te mostrare algunos consejos para volver de las vacaciones con más energía.

 

El síndrome postvacacional provoca tristeza, apatía, falta de energía o motivación para volver a nuestra rutina de trabajo después de un largo periodo de vacaciones.

 

¿Qué es el síndrome postvacacional?

El síndrome postvacacional es un trastorno temporal con una sintomatología parecida al estrés. Mas que una patología como puede ser la depresión se trata más de un problema de adaptación. Esto se produce después de volver de un periodo de vacaciones más largo de lo normal.

Cuando esto sucede, el cuerpo ante un cambio tan grande de un día a otro no se ve capaz de responder y de adaptarse a la vuelta a la rutina y a todo el estrés y carga de trabajo.

Dentro de este problema, hay personas que son más propensas que otras a sufrirlo. Aquellas que se frustran con más facilidad, los que disfrutan de vacaciones más largas (1 mes, por ejemplo) o los que están en un trabajo que no les gusta, tienen más posibilidades de sufrir el síndrome postvacacional.

Los síntomas los veremos mejor en el siguiente punto, pero los principales son: pérdida de apetito, alteración del sueño, mala concentración y de capacidad de atención e irritabilidad. Esto se puede dar igual tanto en adultos que vuelven al trabajo como en niños que tienen que volver a la escuela o incluso en las mascotas que también sufren el estrés del viaje y el cambio de domicilio. Los que más lo notan suelen ser los perros coincidiendo también que son los que mas salen de viaje.

 

Síntomas del síndrome postvacacional

Los síntomas de las personas que sufren síndrome postvacacional varían en tipología e intensidad. Todo depende según sea la persona, el entorno de trabajo y las responsabilidades u obligaciones. Aunque, en general, el síndrome postvacacional se caracteriza por síntomas comunes propias de la psicología como el estrés o la ansiedad:

-Ansiedad y estrés

-Apatía

-Decaimiento

-Estado de ánimo bajo o tristeza

-Falta de energía

-Sensación de ser incapaz de volver a la rutina

-Nerviosismo

-Trastorno del sueño

Esto puede no parecer grave, pero nada más lejos de la realidad. Cualquier problema con esta sintomatología parecida al estrés acaba afectando a la calidad de vida de quien lo padece.

 

¿Cuánto dura el Síndrome postvacacional?

Pero por suerte el síndrome postvacacional no suele durar más de 2 o 3 semanas.

No obstante, en casos más graves, puede llegar a ser necesaria la ayuda profesional. Hay ocasiones en las que la presión de la vuelta al trabajo puede causar estrés crónico (si dura más de un mes) o estrés agudo y con ello otra serie de síntomas más serios como: malestar, palpitaciones, sudoración, hiperventilación, dolor de cabeza, taquicardias, temblores, cambios de humor

A continuación, veremos algunos trucos para prevenir el síndrome postvacacional, aunque como adelanto diré que el más habitual y efectivo es retomar el horario de sueño habitual unos días antes y no estar levantándose tarde hasta el final de las vacaciones.

 

“Ningún hombre necesita tanto unas vacaciones como la persona que acaba de tomarse unas.” -Elbert Hubbard-

 

Consejos para superar o evitar el síndrome post vacacional

Como he comentado en el final del punto anterior, lo mejor para combatir el síndrome postvacacional es prevenirlo unos días antes de acabar las vacaciones para evitar su aparición. Aunque también se pueden usar otros trucos como los siguientes:

-El primer truco es un recuerdo de lo anterior. Hay que reservar unos días al final de las vacaciones para adaptarnos y regresar a casa de forma anticipada y relajada.

-El regresar a casa de forma anticipada es no volver de las vacaciones a última hora, soportando además todo el atasco con la operación retorno y aumentando nuestro estrés justo cuando tenemos que volver al trabajo.

-También se recomienda reanudar parte de las actividades normales para adaptarnos lo antes posible a la rutina y realizar algo de ejercicio físico o cualquier otra actividad que resulte agradable y tranquila.

-Toda la adaptación de horarios anterior se puede hacer de forma suave y progresiva para que se más efectiva. Por ejemplo: se puede ir adelantando poco a poco la hora de acostarnos y levantarnos hasta una semana antes de volver al trabajo.

-Aunque no tenga nada que ver con esto, es importante siempre y en cualquier circunstancia, mantener una buena alimentación y unos hábitos saludables durante todas las vacaciones.

-Siguiendo con el consejo anterior, un hábito saludable en la vuelta al trabajo seria evitar el alcohol y la cafeína durante un tiempo. Por lo menos hasta un mes después de volver al trabajo.

-No dejes que tu mente caiga en pensamientos negativos. Si a la vuelta en algún momento ves que pierde el control, sal a la calle, da un paseo, queda con un amigo o ponte música relajante. Las aficiones, el deporte y la vida social son el mejor recurso para escapar de la realidad y poder recuperar la calma.

-Igual como propósito de vuelta de vacaciones sería interesante empezar a realizar alguna actividad antiestrés como yoga o meditación. Es un buen plan para empezar en septiembre.

-Respira y tomate con calma la vuelta a la rutina. Empezar de manera gradual la intensidad de trabajo y no llevarse faena a casa. Esta en ti y solo en ti evitar en la medida de lo posible el estrés en el trabajo.

En definitiva, lo más importante es hacer que la vuelta de las vacaciones al trabajo sea lo menos estresante y brusco posible. Hay que afrontar el cambio con actitud positiva para ayudarnos a que la vuelta al trabajo después de las vacaciones nos cause desmotivación.

 

 

¿Y tú, has sufrido alguna vez sindrome postvacacional?  Cuéntanoslo dejando un mensaje justo debajo de este artículo.

 

 

 

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.