Toallitas ¿desechables?: ruina y desastre medioambiental

Introducción

Cuando hablamos de hábitos saludables no solo nos referimos al cuerpo, el físico, la mente, el alma… hábitos saludables también es medio ambiente, naturaleza, el cuidado del entorno, de la flora y la fauna. Sin naturaleza no hay hábitos saludables que valga por mucho que nos cuidemos. Cuidar el medio ambiente lo es todo, para nuestra vida, nuestra salud y la de las futuras generaciones. Dicho esto, hoy hablaremos de uno de los problemas más graves al que está expuesto el medio en el que vivimos actualmente, las toallitas húmedas y su mal uso.

Las toallitas húmedas forman parte de nuestra vida desde hace muchos años. Están en casi cualquier cuarto de baño, sobre todo en las casas en las que hay bebes o niños pequeños. Es un producto muy práctico y que nos ha facilitado la limpieza pero el problema está a la hora de tener que desecharlas.

Ya sea por vagancia extrema, dejadez o por dejarse llevar por todo lo que pone en el envase que las toallitas que estas usando son “superguay con el medio ambiente”, la gente las acaba tirando por el wc. Y es que el wc está al lado y el cubo de la basura en la cocina, entonces surge el dilema: “¿de verdad tengo que andar 15 pasos para tirar la toallita a la basura? Que pereza, hago un gurruño y al wc que algún pez ya se la comerá”.

Y así es cómo surge la mayoría de estos problemas. Vivimos en una sociedad de “acomodados” y “pasotas” y eso es un problema más grave de lo que nos imaginamos. En el caso de las toallitas, no hacer algo tan sencillo como tirarla al cubo de la basura está causando graves daños tanto a los sistemas de desagüe como al medio ambiente.

 

Toallitas en el mercado ¿de verdad son desechables?

El uso de las toallitas se ha generalizado mucho en los últimos años. En estos tiempos de estrés, vida fácil y no agobiarnos con nada el tener algo a mano que nos facilite la vida siempre nos viene bien. Las toallitas son justamente un producto que cumple eso. Son cómodas y prácticas a la hora de cambiar y limpiar a los niños pero también para la higiene de los adultos ya que su uso va más allá de utilizarlas a la hora de hacer nuestras necesidades fisiológicas. Las toallitas también se pueden utilizar por ejemplo para lavarnos las manos si no disponemos de agua o para desmaquillar.

Qué bueno producto, ¿verdad? Sí, es buenísimo, el problema viene después cuando hemos terminado de utilizarlas y aquí es donde debemos de mentalizarnos seriamente y cambiar ese gesto. Me refiero a lo que hace mucha gente de tirarlas al wc. En lugar de eso, tenemos que acostumbrarnos a tirarlas al cupo de la basura. ¿Qué da pereza andar 15 pasos hasta la cocina para tirarlas? No creo que suponga mucho esfuerzo pero como hay gente para todo, otra alternativa es poner un pequeño cubo en el cuarto de baño y asunto arreglado.

“Pero si en el envase pone que son aptas para wc, son bio, eco, naturales… y además hay un dibujo de un panda muy mono y yo confío en los pandas”.

Con lo mono que es
Con lo mono que es


Todo mentira
. El 99% de las veces lo que dicen las grandes compañías son solo mentiras para engañar al cliente y que siga comprando, puro marketing. Ni son biodegradables, ni aptas para wc. Con esto lo único que están consiguiendo es crear un problema aún mayor. La gente se confía y van a parar todas las toallitas por el inodoro creando un tapón junto con la grasa y alguna guarrada más que luego no hay dios que lo quite.

A continuación veremos un poco más en que consiste este repugnante tapón que se forma en las alcantarillas y que ya son un problema de salud y de un sobrecoste para las arcas públicas muy serio.

 

El asqueroso “Fatberg”. Removiendo conciencias.

El “fatberg”, manteca en castellano o también conocido como el monstruo de las cloacas, es el nombre que se le da a los atascos provocados por las toallitas húmedas. Las toallitas son el principal problema pero está compuesto por más cosas, por cosas que tampoco deberíamos de tirar por el wc. El “fatberg” es en general una gran masa compuesto por grasa (aceite), compresas, condones… y quien sabe que más sorpresas tendrá este “huevo kínder”.

 

“Para que un problema así ya tenga hasta su propio nombre y una réplica en el Museo de Londres no podemos hacer una idea de la gravedad de la situación.”

 

En el año 2015 fue la causa que se rompiera parte del alcantarillado de Londres. Cuando los expertos llegaron a las alcantarilla lo que se encontraron no lo habían visto jamás, estaban ante una mole gigante que atascaba todo el conducto. En total el fatberg se extendía a lo largo de unos 250 metros y pesaba más de 100 toneladas.

Pese a que solo eran toallitas y grasa aquello era sólido como el cemento y fue necesario utilizar todo un ejército de trabajadores provistos de taladradoras, picos y palas para poder sacar a trozos a aquel “monstruo de las alcantarillas.”

Aquello costo mucho tiempo y millones para arreglarlo, por eso se ha puesto en marcha una campaña de concienciación de la ciudadanía para intentar evitar este factor de riesgo en el saneamiento. Lo más curioso que se hizo después de eso es poner en el museo de Londres dos trozos de ese fatberg para que la ciudadanía pudiese contemplar todo lo que estaba pasando bajo sus pies.

 

Aquí iría una “Imagen del fatberg” a modo de documento gráfico para que todos sepáis lo que es, pero me dio tantísimo asco trabajar con una imagen así y tener que ponerla que os voy a librar de ese mal trago.

 

¿De verdad una toallita puede llegar a causar tantos problemas?

Las toallitas no están diseñadas para deshacerse como el papel higiénico, por mucho que los productores intenten hacernos ver lo contrario y lo pongan en los envases. Por lo tanto cuando las tiramos al wc estas no pasan los filtros, ni los sistemas de saneamiento y acaban generando enormes tapones en las cañerías y contaminando el mar

Así, si una persona tira una toallita por el retrete de forma puntual, no pasaría nada; pero el problema es que son miles o millones de personas los que hacen lo mismo, y entonces el atasco está garantizado. Y esto último es lo que está ocurriendo en muchos lugares del mundo.

El inodoro no es un agujero sin fondo por el que podemos tirar cualquier cosa y que ya desaparecerá en algún lugar. Los fabricantes de toallitas deben ser conscientes de estos problemas y buscar alternativas o dejar de engañar a la gente y poner claramente lo peligrosos que son.

Si esto no sucede y seguimos optando por seguir tirándolas al retrete, estaremos contribuyendo a que las cañerías se atasquen y a que se deba destinar una cantidad enorme de recursos para liberarlas de estos tapones.

 

Alternativas saludables a las toallitas humedas

Hay estudios que defienden que además de que las toallitas son contaminantes no son nada saludables para nuestra piel por lo que solo deben usarse de forma “muy esporádica”.

Usar toallitas húmedas no es bueno para la zona anal a largo plazo. Su uso regular y continuado puede provocar dermatitis perianal, picor intenso o prurito anal.

Por lo tanto, según estos estudios, utilizar toallitas húmedas es malo para el organismo ya que además suelen estar compuestos por productos alergénicos como perfumes, alcohol, aceites o polifenoles.  Un ejemplo práctico: “cuando te lavas las manos con agua y jabón primero te mojas, te enjabonas después, y luego te aclaras eliminando el jabón”. En cambio, cuando se usan toallitas no te aclaras por lo que las sustancias que llevan se quedan en la zona y además la dejan húmeda.

Así pues, y siempre que sea posible hacerlo, lo mejor cuando se va al wc, es limpiarse con agua y sin jabón como alternativa a la toallita. Estaréis pensando que si estáis en el trabajo no os podéis lavar con agua, está claro, pero por ejemplo si estamos en casa y tenemos bidé igual sería un buen momento para empezar a utilizarlo.

Un buen método seria copiarse de las culturas orientales, donde los wc llevan un chorrito de agua que hace la primera limpieza y luego se secan con el papel higiénico.

 

¡ATENCIÓN! Esto también te puede interesar

Descubre como sentir asco nos mantiene vivos.

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.