La granada, una fruta con poderes milagrosos

Granada, una fruta con muchas propiedades

La granada es una fruta muy conocida pero por desgracia muy poco consumida, hasta el punto que es incluso difícil de encontrar en algunas zonas o supermercados, un gran error ya que esta fruta cuenta con un gran poder para aliviar ciertas dolencias lo que hace que la tuviésemos que tener más en cuenta e incluirla en nuestra cesta de la compra más a menudo.

Esto se debe a que es una fruta con un gran poder antioxidante, rica en vitaminas y minerales y muy utilizada en la medicina tradicional por sus beneficios en el organismo y para tratar ciertos problemas como todas aquellas relacionadas con el sistema cardiovascular y la aterosclerosis.

Estudios han demostrado que la granada esta entre las frutas que más propiedades tiene. Contienen altos niveles de vitaminas C, A, E, B5 o acido pantoténico, fenoles, potasio y ácido fólico. Además de los ya mencionados antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres e impiden el envejecimiento celular.

¿El problema de la granada? Es que solo se come la semilla pero se debería de aprovechar todo, la mayoría de sus nutrientes se encuentran la corteza y que para extraerlo tendríamos que exprimirla o comérnosla, algo complicado, para ello tendríamos que ir a los múltiples productos de herbolario que ya se venden y que incluyen polvo de granada con todas sus propiedades.

En cualquier caso tampoco es necesario llegar a ese extremo si no queremos, consumiendo la granada de forma normal también podremos obtener gran parte de sus propiedades y beneficiarnos de sus nutrientes.

 

¿Qué propiedades tiene?

Entre las muchas propiedades que tiene podemos destacar las siguientes:

-Ayuda a fortalecer huesos y músculos

-Alivia el estrés y la ansiedad

-Tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a combatir las enfermedades respiratorias como la bronquitis o el asma

-Gran aliado para los que padecen diabetes

-Ayuda a bajar la presión arterial y estimula el flujo sanguíneo ayudando a evitar muchas enfermedades cardiovasculares

-Reduce la posibilidad de sufrir cataratas

-Ayuda a limpiar las arterias reduciendo el colesterol malo y los triglicéridos

-Previene la acumulación de grasas

-Gran aliado para eliminar los parásitos intestinales

-Previene de varios tipos de cáncer, sobre todo el de próstata

-Reduce la placa dental. La parte blanca es muy utilizada en algunas zonas de Asia como dentífrico natural

-Ayuda a depurar los riñones, eliminando el exceso de sales y de sustancias toxicas a través de la orina

-Como crema protege la piel de los rayos UV

 

¿Cómo consumir la granada?

La granada es una fruta olvidada pero con un gran potencial.
Se puede consumir de forma natural, preferiblemente en ayunas. En este caso y volviendo a lo que comentaba al principio, mucha gente rechaza consumir esta fruta debido a la dificultad para extraer las semillas y por lo poco atractiva que resulta gastronómicamente hablando, además, otro problema, es que deja una sensación un poco áspera en la lengua, esto es debido a los taninos, que tienen propiedades astringentes.

En este caso, para facilitar su consumo, basta con cortarla por la mitad y golpear con una cuchara la parte de la cascara. También se puede cortar directamente en cuatro partes e ir despegando las semillas.

Para evitar los problemas anteriores también podemos optar por hacer zumo con sus semillas. Actualmente en herbolarios se está poniendo de moda consumir este tipo de zumos de granada o también el de vid roja

Si optamos por el zumo podemos seguir un par de consejos para que su sabor y textura sean más agradables, como añadirle un poco de estevia o miel (nunca azúcar) o mezclarlo con otros ingredientes como el zumo de manzana, naranja o zanahoria.

La última opción es la más saludable pero también la más difícil, consiste en extraer el jugo de la cascara que es donde está todo el poder antioxidante. En el siguiente enlace te explico como hacer jugo de granada.

granada

 

Sácale aún más partido a la granada

Además de consumir la fruta, también podemos obtener muchos beneficios consumiendo la granada de las siguientes formas:

-Aceite de semilla de granada: lo podemos usar tanto para consumo, como tópico para la piel. Usándolo como alimento es una forma más de aprovechar sus nutrientes y sus propiedades antiinflamatorias. Usado sobre la piel, mejorara su estado, gracias a su alto contenido en antioxidantes, ayudando a combatir las arrugas, reafirmar y regenerar la piel, retrasando su envejecimiento. En caso de tener algún problema en la piel como enrojecimiento o picores, este aceite también nos será de gran ayuda.

-Las flores del granado, las cuales tienen un gran poder astrigente, se usan en infusion como remedio para combatir las diarreas. Para prepararla solo hay que añadir 30 gramos de flor por cada litro de agua y dejar reposar unos 15 minutos.

-Si la infusion la hacemos con las hojas obtendremos un remedio muy eficaz para combatir la anemia.

 

 

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.