Cuídate en verano VI: Verano y piscinas: otitis, hongos y cistitis

Introducción

¿A quien no le apetece cuando llega el verano y las vacaciones un baño en las piscinas, una cervecita con su tapita y pasar horas bajo el aire acondicionado los días de mas calor? Buscar el bienestar rápido y fácil es forma de hacer las cosas de la mayoría de la población de este siglo.

Desgraciadamente todo tiene su lado malo y si es en exceso aun peor. Es una pena no poder disfrutar de los placeres de la vida tanto como nos gustaría, pero las cosas son así. Es por ello que tiene que haber un poco de sentido común y tener siempre en consideración una serie de consejos para prevenir diversos problemas y enfermedades.

Hoy veremos en este articulo los problemas derivados del uso del agua de las piscinas. A simple vista, al ver esa agua limpia y cristalina y todos esos tratamientos de cloro más depuradoras a las que son sometidas las piscinas nos pueden parecer un lugar limpio y libre de problemas. Pero no es así, las piscinas pueden provocar muchos problemas a nuestra salud y algunos muy serios.

Hoy veremos un listado con todas las enfermedades derivadas de bañarnos en las piscinas, aunque al final nos centraremos en tres problemas que son los más importantes y los que se dan con más frecuencia, estos son: (otitis, hongos y cistitis).

 

“Todos los problemas derivados de las piscinas pueden ser fácilmente evitables tomando una serie de medidas tanto por parte del usuario, de los centros acuáticos y de los responsables en salud pública.”

 

Enfermedades relacionadas con las piscinas

Las piscinas, en algunos casos, son un riesgo para nuestra salud. En ella conviven virus, parásitos, hongos… que amenazan la salud de los usuarios que hacen uso de ellas. Además, estos usuarios también aportan gérmenes que quedan dispersos en el agua y que junto a las altas temperaturas crean un coctel que hace que sea mas sencillo que se reproduzcan y contagien a otras personas.

Las enfermedades causadas por las aguas de las piscinas son perfectamente evitables si se siguen una serie de recomendaciones desde todas las partes (usuarios, personal de la piscina y autoridades).

Para evitar problemas, la temperatura del agua debe de estar a unos 25ºC, el nivel de clore debe de ser de 1-3 partes por millón y el pH entre 7.2 y 7.8.

Los encargados del mantenimiento de las piscinas tienen la obligación de seguir y respetar todas las normas y de revisar los niveles de desinfectante y pH. Cumplir con esto es lo principal para combatir los gérmenes que pueden causar multitud de infecciones y enfermedades.

A continuación, veremos una lista de todos los problemas que puede causar bañarse en una piscina contaminada o mal gestionada.

  • Diarrea: Es un problema más frecuente de lo que pueda parecer. Es provocado por gérmenes que contaminan el agua y que pueden llegar incluso, a adquirir resistencia al cloro. Afecta sobre todo a niños, mujeres embarazadas y ancianos y el problema surge a raíz, como ya muchos os habréis imaginados, a tragar agua de la piscina de forma accidental. Las heces pueden ser una causa de contaminación del agua por este tipo de gérmenes, por eso es importante una serie de consejos como no bañarse en la piscina cuando se tiene diarrea y lavarse bien las manos después de ir al baño o de cambiar pañales.
  • Otitis: ¿Quién no ha tenido alguna vez otitis sobre todo de niño? Es un problema muy común del oído. De momento no me quiero adelantar ya que de esto hablare en profundidad más adelante en otro apartado.
  • Pie de atleta y hongos en general: Tipos de hongos hay muchos, pero posiblemente el pie de atleta sea el más común cuando se usan piscinas o duchas públicas. Este es el segundo problema en el que me quiero centro mas adelante así que tampoco me voy a adelantar mas esta vez.
  • Demartitis: la dermatitis es provocada por unos germenes que viven en medios acuáticos contaminados y que pueden provocar ciertos problemas en la piel unos días después del contacto con el agua. Los síntomas son picor, piel enrojecida e incluso ampollas. El consejo que voy a decir a continuación no es la primera vez que lo pongo en un articulo (ya lo vimos en el artículo sobre catarros en verano y sus causas) ni será la ultima vez que lo diga, es importante quitarse el bañador húmedo lo antes posible una vez hemos terminado de bañarnos.
  • Prurito ocular, irritación nasal y/o problemas para respirar: Esto es más común en piscina cubiertas debido a la combinación de productos para tratar el agua y una escasa ventilación.
  • Molluscum contagiosum: son unas pequeñas lesiones en la piel de color blanquecino, muy contagiosas, pero no graves. Son mas frecuentes en niños y suelen aparecer sobre todo en la parte superior del tronco y extremidades.
  • Verrugas o papilomas: otro de los problemas más comunes en las piscinas. Hasta un 10% de los bañistas habituales se contagiarán alguna vez con este virus. Este problema da lugar al segundo consejo extremadamente importante después del de quitarse el bañador húmedo, este es que hay que usar siempre zapatillas o chanclas cuando se esta fuera del agua.
  • Cistitis: existen mas enfermedades del aparato urinario o de los órganos sexuales provocadas por agua contaminada por gérmenes y bacterias, pero me voy a centrar en la cistitis que es el mas común. Este es el tercer problema del que quiero hablar en profundidad así que también lo dejo para mas adelante.

 

Medidas de prevención para evitar estos problemas

Hemos hablado ya de la obligación que tienen los responsables de seguir una serie de controles y medidas para evitar estos problemas. Pero en este caso también el usuario tiene que poner de su parte. Por muy limpia que este una piscina no nos asegura que no vayamos a contraer alguna infección y menos si no seguimos una serie de consejos muy sencillos y a la vez importante.

Prevención, prevención y prevención siempre, y también sentido común. Estos dos conceptos habría que imprimirlos y colocarlos en la puerta junto con otro cartel que te recuerde si te has acordado de coger las llaves antes de salir de casa, así nuestra vida seria mucho mas fácil.

Por lo tanto, volviendo al tema, es importante seguir estas recomendaciones:

  • Usar gorro de natación: en las piscinas cubiertas es obligatorio, en las que están al aire libre cada vez son mas las que obligan. Ya sé que no es algo “cool” añadir al modelito veraniego un horroroso gorro de baño, pero al final tiene que imperar el sentido común y ser nosotros mismos los que lo usemos sin que nos tengan que obligar.
  • Usar tapones para el odio: así evitamos que agua contaminada entre dentro de nuestros oídos.
  • Secarse bien después del baño: es importante secarse bien después del baño, sobre todo si no hemos usado tapones para los oídos, en ese caso hay que centrarse sobre todo en secar bien los oídos por dentro.
  • No comer en zonas no habilitadas. Utilice siempre las zonas donde este permitido comer, siempre alejado lo máximo posible de la piscina.
  • Ducharse: muy importante ducharse bien antes y también después de salir del agua.

Consejos especiales para niños

Voy a hacer un apartado especial sobre medidas de prevención para los niños, ya que son los mas vulnerables y porque sus necesidades y comportamiento tambien son diferentes a las de un adulto:

  • Hay que llevar a los niños frecuentemente al baño, aunque ellos no lo pidan. Los niños cuando están entretenidos se olvidan de los demás y puede que se acaben orinando dentro de la piscina y no se den ni cuenta.
  • Usar los espacios habilitados para cambiar los pañales dentro del cuarto de baño. Si no hay, hacerlo lo mas alejado posible de la piscina.
  • Lavar a los niños antes de entrar en el agua. Es importante centrarse en la zona anal para eliminar cualquier rastro de materia fecal que pueda contaminar el agua.
  • No tiene que ver con este tema, pero nunca está de más recordarlo. Utilice protector solar factor 50 y no pierda de vista a sus hijos en ningún momento. Para ahogarse solo hacen falta unos segundos.
  • Estas recomendaciones también hay que tenerlas en cuenta en las típicas piscinas hinchables que se ponen en las terrazas y jardines.

infografia niños piscina

Principales problemas derivados del uso de la piscina

Y aquí va la parte principal de este artículo, a continuación, vamos a ver los tres enfermedades o infecciones mas comunes en las piscinas. Vamos allá:

Otitis

La otitis es una infección de la parte externa del oído. Puede aparecer a cualquier edad (aunque es más frecuente en niños menores de 7 años) y es un problema muy común en verano cuando empieza la temporada de piscinas.

Los síntomas aparecen a los pocos días después de haber estado en contacto con el agua contaminada y suelen ser: picor en el oído, enrojecimiento e inflamación. En fase avanzada el dolor será intenso y podría salir pus.

Este problema aparece cuando dejamos agua dentro del oído, por ejemplo, por no secarnos bien o no usar tapones. Después de varios días se forma el cultivo perfecto para que crezcan los gérmenes. No es una enfermedad que se contagie de persona a persona.

Hongos o pie de atleta

En verano es cuando mas casos se dan de tiña, hongos en los pies o pie de atleta. Se dan varios factores para ese numero elevado de casos:

  • Mayor uso de instalaciones acuáticas
  • Condiciones ambientales favorables (calor y humedad)
  • Ir descalzo por lo que los pies están desprotegidos.

Los primeros síntomas son picor, enrojecimiento y fisuras entre los dedos de los pies. Es altamente contagioso por lo que es importante la prevención, hay que usar chanclas o sandalias, lavarse bien los pies después de usar la piscina y secarlos para eliminar toda la humedad.

Cistitis

Es la segunda infección mas frecuente en España, según los últimos estudios un 37% de las mujeres sufrirá cistitis a lo largo de su vida. Si se trata a tiempo, los síntomas no suelen ser graves, pero si que es un problema muy molesto. Entre los síntomas podemos destacar:

  • Aumento de la necesidad de ir al baño.
  • Dolor o escozor al orinar.

En el caso de las mujeres que son a las que más afecta esta enfermedad, los gérmenes que están presentes en el agua entran al organismo a través de la vagina, llegando con facilidad a la uretra y la vejiga.

Evitar bañarse en agua muy fría, usar jabones neutros y no permanecer con el bañador húmedo es clave para prevenir la cistitis. Consumir arándanos rojos va muy bien para combatir la cistitis gracias a su algo contenido en proantocianidina A. 

“Alguno se estará preguntando después de leer este articulo: “¿y el famoso corte de digestión?” Si es un clásico desde que el mundo es mundo. Tranquilos que con el coñazo que daban las abuelas como para olvidarse. Eso saldrá más adelante en otro artículo.

Hasta que llegue ese artículo voy a aprovechar para lanzar una pregunta: ¿Que pensáis del corte de digestión? ¿Verdad o mito? ¿Alguna vez lo habéis sufrido?

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.