Cuídate en verano V: Las quemaduras solares

Las quemaduras solares

Exponerse de forma excesiva al sol puede provocar graves problemas como cancer de piel.
Si eres de esas personas que les gusta prevenir y has llegado hasta aquí para evitar sufrir las consecuencias del sol en verano aquí encontraras información y algunos consejos para evitar las temidas y peligrosas quemaduras solares, si por el contrario has llegado tarde a este articulo y ya te has achicharrado con el astro rey también te daremos consejos para aliviar las molestas consecuencias de llevar la piel quemada y para intentar al menos acelerar el proceso de curación, aunque eso ultimo sea un poco difícil de lograr, para esto te voy a dar el primer consejo, mejor prevenir que curar, así evitaras sufrimiento innecesario ahora y posibles consecuencias graves en el futuro.

Las quemaduras solares es uno de los problemas mas frecuentes en verano, especialmente en las pieles sensibles. Es un problema que se puede dar tanto en la playa como en la calle, no hace falta estar tomando el sol en la playa para sufrir quemaduras, en verano el índice de radiación UV es muy alto por lo que hay que prevenir también si vamos a pasar muchas horas en la calle de compras, trabajando o realizando cualquier otra actividad.

Existen multitud de remedios naturales para las quemaduras del sol cuyo objetivo es hidratar, calmar y nutrir la piel sin riesgo de que se produzcan alergias, ni efectos secundarios.

¿Tipos de quemaduras solares?

Son lesiones de diferente tamaño y grado causadas por una exposición prolongada de nuestra piel a una radiación UV muy alta. Estas lesiones son muy similares a las producidas por el fuego. Se dividen en tres grados:

  • Primer grado que es la coloración rojiza de la piel
  • Segundo grado que es cuando aparecen ampollas
  • Tercer grado cuando ya se produce la muerte del tejido y heridas.

El aliado mas importante: el protector solar

Protector solar, agua, comida ligera, gorra, toalla, bañador. Esta seria una mochila de diez, una mochila que tendríamos que llevar a cuestas todo el verano cuando vayamos a salir a la playa o a la piscina donde pasaremos largas jornadas bajo el sol abrasador del verano.

Todos conocemos la importancia de protegerse del sol. Muchos solo lo hacemos en la piscina o en la playa y no siempre usamos el nivel de protector solar adecuado.

Hay que tener en cuenta una seria de factores para utilizar un protector solar correcto:

1º Lo primero es tener en cuenta nuestro tipo de piel, si tienes la piel muy clara con tendencia a sufrir quemaduras solares con facilidad lo mejor es optar por una protección con factor solar muy alto, 50+.

2º Si se tiene una piel mas oscura y con menos tendencia a sufrir quemaduras se puede usar un factor mas bajo, entre 15 y 30.

3º Cuando se trata de niños hay extremar aun mas las precauciones, evitando que esten expuestos al sol entre las 12:00 y las 17:00, poner protector solar con mas frecuencia y siempre con el factor mas alto, independientemente de como tengan la piel.

4º También hay que tener en cuenta la forma correcta de aplicar el protector solar, siempre media hora antes de la exposición solar, aplicarla por todo el cuerpo (brazos, piernas, orejas, raíz del pelo) a tener en cuenta las zonas más propensas a quemarse (hombros, cara, orejas, línea del bañador o bikini, parte posterior de las rodillas y empeines). Volver a repetir este proceso cada dos horas.

¿Te dejaste la mochila del verano en casa y ya no hay vuelta atrás? Aquí van los consejos para tratar las quemaduras

El primer paso a tener en cuenta una vez nos hemos quemado con el sol es mojar la zona con agua muy fría, esto aliviará los primeros síntomas y hará que nos sintamos mejor. Otra opción es hacer con un trapo o paño, lo mojaremos en el agua y lo aplicaremos directamente sobre la quemadura o dejaremos que poco a poco vayan cayendo gotas sobre la piel. Después de este paso podemos empezar a aplicar algunos de los siguientes remedios caseros.

Remedios naturales

Leche fresca

La leche contiene ácidos grasos y ácidos lácticos que ayudan a calmar el ardo y otras molestias causadas por las quemaduras solares.

Lo único que temeos que hacer es mojar un paño de algodón con leche entera fresca para aplicarlo durante unos 20-30 minutos sobre las zonas afectadas.

Infusión de manzanilla helada

La manzanilla contiene unos activos llamados taninos. Este activo, entre otras cualidades, tiene la capacidad de calmar las molestias producidas por las quemaduras del sol.

Hay que hervir una cantidad considerable de manzanilla, dejar enfriar y aplicarla despacio sobre las quemaduras con un paño ligero

Aloe vera

El aloe vera es conocido por ser una planta indicada para tratar múltiples problemas, sobre todo en la piel, por lo que también es un gran aliado contra las quemaduras solares.

Lo único que hay que hacer es aplicar sobre las zonas quemadas el gel que sale de las hojas. Enseguida empezarias a notar un gran alivio.

Aceite de coco

El aceite de coco contiene ácidos grasos con muchos beneficios para nuestro organismo. Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan a prevenir infecciones a causa de las quemaduras. Tambien ayuda a calmar la irritación y el enrojecimiento.

Hojas de llantén

El llantén es uno de los mejores remedios para tratar las quemaduras solares. Las hojas de esta planta tienen propiedades, antimicrobianas, antiinflamatorias y también antihemorrágicas.

Se pueden utilizar las hojas frescas aplicándolas directamente sobre la herida. Tambien se pueden triturar para obtener un jugo que también se aplicaría sobre las quemaduras.

Mantenerte hidratado

Además de las quemaduras solares, cuando estamos expuestos al sol durante muchas horas también hay riesgo de sufrir deshidratación. El sol y las temperaturas extremas hacen que se pierda liquido y sales minerales rápidamente. Por eso es importante consumir suficiente agua tanto antes, durante y después cuando ya hemos sufrido las quemaduras.

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.