Resfriados en verano: consejos para evitarlos

¿Qué son los resfriados de verano?

Los cambios bruscos de temperatura son la principal causa de los resfriados en verano
Parece increíble hablar de catarros y gripes cuando la temperatura ya supera los 30ºC, pero desgraciadamente los refriados de verano ya son todo un clásico, un problema por el que hemos pasado mucha gente.

Estos resfriados cada vez más comunes, son una dolencia que cada año afecta a más del 20% de la población, o lo que viene a ser lo mismo a dos millones de personas. En la gran mayoría de los casos existe una causa común, los resfriados de verano son consecuencia principalmente de los cambios bruscos de temperatura debido a:

-Darnos un baño y no secarnos correctamente o que exista un cambio muy brusco entre la temperatura del agua y la del aire.

-Abusar del aire acondicionado o que la diferencia entre la temperatura de la calle y la de casa sea muy grande.

No hay diferencia entre los resfriados que sufrimos  en invierno con los de verano,  en ambos casos la causa es el mismo virus, que provoca los mismos síntomas y se contagia de la misma manera.

 

¿Qué causa los resfriados en verano?

Como ya he comentado antes, los resfriados de verano tienen una causa principal que seguramente este en más del 80% de los casos, esta causa es el mal uso del aire acondicionado.

Otro problema que causa el exceso de aire acondicionado  es bajada brusca de la humedad lo que puede provocar sequedad de garganta y heridas en la nariz. 🤒 Para evitar esto sería interesante tener un humidificador para mantener una humedad constante por encima del 30%, sobre todo si vamos a estar muchas horas en una misma habitación con el aire puesto como por ejemplo en una oficina.  Estos humidificadores ayudan a renovar el aire del ambiente y a mantener una correcta humedad, algo que nos ayudara a evitar que se nos resequen las mucosas.

El último factor que comentaba al principio y que puede provocar los resfriados son los cambios bruscos de temperatura o no secarnos correctamente al bañarnos en ríos, piscinas, el mar…  es importante cuando terminamos de darnos un baño secarnos correctamente para evitar que la humedad del cuerpo y el aire puedan provocar un coctel explosivo para nuestros organismo.

El cambio de frio a calor puede provocar irritación de las mucosas nasales y facilitar la entrada en el organismo de los rinovirus. El aire frio desestabiliza los mecanismos de defensa de las vías aéreas. Esto provoca que seamos más sensibles al ataque de los virus.

 

¿Cómo utilizar el aire acondicionado?

Hace mucho calor, el termómetro de la calle marca 40ºC a la sombra y llegamos a casa cansados y muy sudados y lo primero que hacemos es encender el aire acondicionado, nuestro instinto nos pide librarnos del calor de la forma más rápida y sencilla posible y lo ponemos a “tope”.  ¡Error!

Usar el aire a una temperatura demasiado baja, estando sudados o con el chorro directo hace nosotros puede ser muy peligroso para nuestra salud. Algo que también sucede si optamos por sistemas más tradicionales como los ventiladores.

Para evitar esto la diferencia entre el exterior y el interior no debe superar los 10ºC.  Esto es muy fácil de controlar en casa, pero no en el trabajo, comercios y transporte público donde estamos constantemente expuestos.

En cualquier caso, independientemente de la temperatura que haya en la calle, con poner el aire entre 24 y 26ºC es mas que suficiente, incluso si es una habitación pequeña se podría subir hasta los 27-28ºC y el grado de confort sería el correcto.

Esto serían los valores ideales para el verano, para invierno la temperatura del aire acondicionado debería de estar entre 19 y 20ºC, en invierno es aun mas aconsejable no abusar con la potencia del aire.

Todos tenemos la tentación de al llegar a casa en verano poner el aire a 18ºC 🐧 y en invierno a 30ºC pero a la larga nuestra salud agradecerá que controlemos la temperatura del termostato.

Truco casero para refrescar la estancia: Pon unos cubitos de hielo en un bol amplio, mientras se descongelan ayudaran a reducir la temperatura y además el agua humidificara el ambiente y evitara la sequedad.

 

Tratamiento para el resfriado

Lo primero que hay que tener en cuenta siempre es la prevención, si ya es demasiado tarde y hemos sucumbido al virus podemos tomar una serie de medidas para acortar el resfriado:

Beber mucho líquido, es esencial siempre mantenerse hidratado.

Infusión de jengibre: Es una opción muy eficaz para reducir los síntomas del resfriado. Para preparar la infusión solo hay que añadir una cucharada sopera de jengibre fresco rallado y medio limón a una taza de agua hirviendo.

-Si lo que tenemos es irritación de garganta la infusión anterior también ira muy bien y además podemos añadir hacer gárgaras con agua tibia y sal.

-Hacer vaos con eucalipto: este remedio ayuda a abrir las vías respiratorias.

-Tomar propóleo y ajo negro mejorara nuestras defensas y nos ayudara a no resfriarnos.

 

Frutas de verano

(Sandía, melón, melocotón, fresas…) Estando en la época en la que estamos tenemos que aprovecharnos y consumir las magníficas frutas que tenemos a nuestra disposición, son un coctel buenísimo de vitaminas, minerales y otros nutrientes que nos ayudaran a mantener nuestro organismo fuerte.

Las frutas en esta época son ricas sobre todo en vitaminas B, C y beracatorenos que nos ayudan a reforzar nuestro sistema inmunológico y a que los resfriados no nos afecten o al menos duren menos días.

 

 

Resumen. Que hacer y que no

Es aconsejable

Aumentar el consumo de líquidos para estar hidratados, comer de forma saludable, lavarse las manos antes de comer y airear cada día las habitaciones. En caso de que trabajemos en ambiente donde el aire este muy fuerte y no se pueda regular lo aconsejable es usar pañuelos para proteger la garganta o chaquetas finas.

No es aconsejable

Es importante no exponernos demasiado al sol ni en las horas centrales del día, no tomar bebidas ni alimentos excesivamente fríos o por lo menos tomarlos despacio y evitar los espacios poco ventilados o con el aire acondicionado demasiado fuerte.

 

▶️ ¿Y vosotros habeis sufrido resfriados en verano? ¿era diferente al tipico de invierno? ¿como hicisteis para superarlo? podeis contarlo poniendo un mensaje justo bajo este articulo en el apartado de comentarios. 👍

 

Vota este articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Responsable Habitos Saludables S.L.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.habitossaludables.net/aviso-legal/.